Todos los textos publicados en las entradas de este blog, son totalmente originales. Por favor respeta eso.
Asimismo, tanto las imágenes que aparecen en el blog, como los escritos publicados en la columna derecha pertenecen a sus respectivos autores.

30 abr. 2013

Es ahora, con el paso del tiempo, cuando entiendo y acepto todo el dolor y todo aquello que no quería ni pensar. Mejor tarde que nunca dicen. Así lo he querido yo.
Esperamos demasiado de las personas y no nos damos cuenta de que hay que andar con pies de plomo por donde quiera que vayamos.
Y te sientes engañado, dolido, traicionado, y lo que más, tu orgullo y tu corazón. No encuentro palabras para describir esa sensación. Aunque me he quedado sin palabras durante mucho tiempo, intentando comprender, intentando encontrarle un sentido, como a tantas cosas, durante tanto tiempo. Un sentido, por supuesto, positivo. Pero no, no lo tiene. Realmente era todo muy simple, era yo quien lo hacía complicado, formándome mi propia realidad, o la que creaban para mi.
Sin embargo, no tengo la sensación de haber perdido el tiempo. Sí de haber hecho un esfuerzo en todos los sentidos de mi vida, de haber hecho sacrificios para nada, porque estos no han sido valorados o correspondidos. Unos sacrificios y unas decisiones que, ahora mismo, me avergüenzan más que otra cosa, porque con ellos me he decepcionado a mi y a los demás. Aunque de algunas no me arrepiento, porque me han llevado hasta donde estoy, y tengo algunas cosas por las que sentirme afortunada. Pero no he perdido el tiempo, porque he aprendido, o eso espero. Ya no me callo cuando algo me huele raro.
Así que, a pesar de todo, tengo hasta que sentirme agradecida. Me dijeron una vez que me iban a dar muchos palos en la vida. Lo que yo no sabía era que la persona que me lo dijo era quien me iba a dar el palo más grande de todos.


Y todo esto y mucho más lo pienso, 
porque nadie se ha molestado en venir a decirme lo contrario.

21 sept. 2012

Cada dia miro por la ventana y observo nuestro lugar, en el que nos gustaba estar, derrumbándome por dentro. Cada día me pierdo, pero en otro bosque, sola y a oscuras, y me falta tu luz para que me ayude a avanzar entre la hierba. Me encantaría que vinieras y me llevarás allí, tan solo para poder volver a sentirme como en casa.

Te echo tanto de menos...

9 jul. 2012

Estoy tan asustada que no me sale ni escribir. El miedo me paraliza cada centrimetro de mi cuerpo. Ahora mismo solo siento frío a mi alrededor, lo que hace que mi corazón se congele más y más... tengo miedo a que llegue el momento en el que deje de latir. No soy un bloque de hielo, yo también sufro.

El frio es mi fachada, no mi interior.

La vida da más vueltas de las que debería, y yo ya no sé qué camino es el que tengo que coger para tener al menos un pedacito de todo lo que me falta. Como la gente a la que quiero siga alejándose de mi... encarcelaré mi alma en la oscuridad y ya nadie será capaz de disipar las tinieblas de mi corazón.

4 jul. 2012

Soy solitaria, no me siento cómoda en un grupo grande de gente. Y haberme sentido siempre el último mono no ayuda. No se me da bien hacer amigos; la impresión con la que la gente se queda de mi es que no les caigo bien. Soy fría. Fría como el hielo. Fría como la nieve que cae en diciembre. Vivo en una contradicción constante entre ser aquella persona que se queda en casa leyendo un libro porque ahí se siente protegida, y la persona que sale a la calle y lucha un día más por intentar no ser como realmente es: Asocial por naturaleza... o por imposición. A veces, me gusta ser así. Y, otras veces, me odio a mi misma por no poder ser normal, por no conseguirlo aunque no deje de intentarlo. Parece ser que a nadie le gusta el frio porque me doy cuenta de que...

A veces, ser uno mismo es la tarea más complicada.



*Ha sido un año largo y lleno de sobresaltos. No soy la misma persona que se fue, me he vuelto mucho más pequeñita pero... he vuelto, creo que es lo que importa.

17 jun. 2011

Odio encontrarme con cierto tipos de personas. Por ejemplo, las personas con complejo de bipolaridad. Me gustan las personas que se aceptan como son, que si quieren algo no les da vergüenza decirselo al mundo, personas transparentes. Es horrible sentir que se avergüenzan de ti, que te esconden del mundo... sea verdad o no.

7 mar. 2011

Soy una persona normal, y quiero lo que toda mujer desea. Alguien que esté a mi lado, que me cuide, que me proteja, que se acuerde de mi. Alguien que solo tenga palabras bonitas que dedicarme. Alguien que cuando esté triste llore conmigo, y que cuando este feliz, me ayude a sacar la sonrisa más grande. Quiero que, sin comprarme, me llenen de regalos cuando menos me lo espere. O incluso cuando me lo espere, no importa. Quiero flores, que me den besos y abrazos minuto sí, minuto también. Me gustan las sorpresas. Quiero que me llenen de detalles, aunque no tengan sentido. Total, al final en conjunto todo acaba teniendo un sentido. Quiero a alguien que piense en mi antes que en sí mismo, porque es lo que yo hago y lo que toda mujer hace.
Ser diferente está muy bien, pero mi corazón no es distinto de ningún otro corazón. No hay por qué ser diferente. Creo que eso complica mucho las cosas, y no veo por qué hay que complicarlas tanto. Además, las personas más especiales son las personas normales, porque con todo lo que llevan dentro hacen que cada día sea maravilloso. 
Soy una sentimental. Y lo soy porque tengo sentimientos. Y tengo sentimientos porque soy normal. Creo que no es algo de lo que deba arrepentirme.

Es solo que a veces necesitaría que el mundo lo comprendiera.

16 feb. 2011

Creo que me he perdido.